Considerado un hito para la narrativa boliviana actual, elevado a la categoría de obra de culto. Adaptada al teatro bajo la forma de una exitosa «ópera rock», sus adeptos esperan ahora su pronta aparición como novela gráfica y que la llegada al cine sea una cuestión de tiempo. El relato transcurre en una extenuenate noche de búsqueda, por parte de dos policías, y de huída del único testigo de un extraño crimen. Con ellos deambularemos por los caóticos suburbios paceños y nos enfrentaremos, como en un friso, con los más variados «habitantes de la noche» —como diría el poeta paceño Jaime Saenz—. Pero es, además, un trabajo de cirugía mayor con el lenguaje que surge desde esa marginalidad posible y, de ahí, con el modo en que se deja habitar La Paz: ciudad chola, india y mestiza; pero también, cumbiera, rockera, cosmopolita y tan globalizada como su hermana aimara, El Alto. Un verdadero «Ulises andino», una clave literaria para el encuentro de los lectores chilenos con el lado más profundo de la Bolivia contemporánea.

Adolfo Cárdenas Franco (La Paz, Bolivia, 1950). Novelista y cuentista boliviano. Realizó sus estudios superiores en Patterson School of Fine Arts de Nueva Jersey, y de literatura en la Universidad Mayor de San Andrés, Bolivia, y en la Universidad de Iowa, Estados Unidos. Es autor de las colecciones de cuentos: Fastos marginales (1989), Chojcho con audio de rock p’ssahdo (1992), El octavo sello (1997), Doce monedas para El Barquero (2007) y Tres biografías para el olvido (2008); y autor, además, de la nouvelle El caso del Pérez de Holguín (2011).