Tim Tutts y su equipo, que alguien alguna vez comparó con la murga de los hermanos Marx, deben en esta oportunidad investigar una agresión sexual a Halley Canary, chilena norteamericana residente en Kenia que trabaja en una organización internacional para la defensa de la ecología. Bartolome Leal conoció bien y describe mejor el país en que se desarrolla Blanca de negro, donde se entremezclan las tradiciones africanas con la religión musulmana de los emigrantes árabes y los restos del colonialismo británico. El mismo Tutts, mulato y dueño de una cierta cultura universal que le gusta lucir, es reflejo de las antinomias de esa patria que ama. En toda la literatura de Leal hay un interés en mostrar mundos y culturas en los que el autor ha vivido y que ha estudiado aplicadamente. En Blanca de negro hay una de historia de aventuras, una crónica de viajes inteligente que no cae en el lugar común de la guía turística y, por sobre todo, una novela negra distinta, que manteniéndose dentro de las claves del género sorprende con sus giros irónicos, su matiz de irreverencia y su prescindencia de juicios morales.

Bartolomé Leal (Santiago, 1946) Escritor chileno de novela policial y negra. Ha ejercido la crítica de cine, cerveza, narrativa de ficción, relatos de viaje, arte africano y arte precolombino. Ha publicado los libros: Linchamiento de negro (1994), Morir en La Paz (2003), Cochabamba (2012), El caso del rinoceronte deprimido (2009), Pequeñas muertes negras (2009), entre otros.