Una arquitecta de 35 años, divorciada, termina con un novio de un año. Es ella quien narra. Conoce a un muchacho de veinte años que trabaja en una librería. En ese momento, cuando se conocen, hacen el amor apasionadamente en la trastienda. Continúan viéndose por un tiempo. Ese es el tango, en alusión a El último tango en París, la película de Bertolucci. Ella decide romper porque él tiene algo, una mirada extraña, y, de todas formas, la cosa no va para ninguna parte... Luego vendrá la sonata. En realidad, todo se mueve hacia una tragedia, con rasgos clásicos griegos y situaciones del género negro. Entre un tango y una sonata es una novela testimonial, difícilmente clasificable en géneros, los traspasa todos e, indirectamente, los retuerce, como el científico que somete a sus personajes al microscopio y allí nadie puede hacerse pasar por quien no es. Una novela de madurez, el brillante cierre de una etapa, una muestra de la pasión por la literatura.

HELIOS MURIALDO Su primera novela, El amor llegó por el lado izquierdo fue publicada en Ottawa en 1994 y en 1996 en Chile. Su segunda novela, La iniciación, fue publicada en 2008. Es una novela acerca del alma según su autor y comienza con un crimen pasional. En 2012, se publicó su novela Órdenes superiores, ya completamente negra. Es un aporte en lo que se refiere al rescate de ciertos espacios provincianos, poco frecuentes en la narrativa policial, más proclive a los ambientes urbanos de las grandes ciudades. Un cuento suyo, El atractivo de los copihues, forma parte de la compilación 10 cuentos negros de autores chilenos publicada en 2015 en Bolivia. La laucha y el senescal, en edición bilingüe castellano-inglés, fue publicada en 2015.